Fines y Beneficiarios

Fines

Los fines generales de la Fundación son:

a.- La prestación de ayuda para la asistencia sanitaria, social y educativa a alumnos de los colegios Los Sauces con discapacidad física o psíquica en grado no inferior al 50%.

b.- La prestación de ayuda para la asistencia social y educativa a los alumnos de Los Sauces en caso de fallecimiento de  un familiar directo con el que convivan y del cual dependan económicamente.

c.- La prestación de becas para aquellos alumnos que una vez finalizada su etapa educativa en Los Sauces deseen cursar estudios universitarios y su situación se lo impida.

d.- La atención tanto económica como social y educativa de la infancia y la juventud buscando su desarrollo personal y su integración en la sociedad.

e.- La colaboración tanto económica como social con organizaciones que trabajen en beneficio de niños y jóvenes con el fin de ofrecerles un horizonte de seguridad y confianza en su futuro.

La enumeración de los citados fines no entraña obligación de atender a todos y cada uno de ellos, ni les otorga orden de prelación alguno.

 

Beneficiarios

La elección de los beneficiarios se efectuará por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación entre las personas reúnan las siguientes circunstancias:

1.- Con carácter especial serán beneficiarios niños o jóvenes que ostenten o hayan ostentado la condición de alumnos de los Colegios Los Sauces y se encuentren en los siguientes supuestos:

                a-Sufran una enfermedad o un accidente grave que les produzca un grado de minusvalía física o psíquica no inferior al 50%.

                b-Hayan perdido un familiar directo con el que convivan y del que dependan económicamente.

                c-Deseen cursar estudios universitarios y su situación económica o familiar sea un obstáculo para ello. 

2.- Con carácter general, todos los niños y jóvenes, así como aquellas organizaciones dedicadas al cuidado y la atención educativa, social o sanitaria de la infancia y la juventud.

Nadie podrá alegar, ni individual ni colectivamente ante la Fundación o su Patronato derecho alguno al goce de sus beneficiarios, antes de que fuesen concedidos, ni imponer su atribución a personas determinadas.